Bigopan | Bocadillos divertidos para los peques de la casa
Te ofrecemos algunas ideas para elaborar los bocadillos y sándwiches más divertidos del mundo. ¡Haz que tus hijos disfruten mientras comen!
bocadillos divertidos
22156
single,single-post,postid-22156,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.8.1,vc_responsive

Bocadillos divertidos

bocadillos-bigopan-sandwich

Bocadillos divertidos

“No me gusta la verdura” “Eso tiene pimiento” “No quiero más”… Son algunas de las frases que muchos padres han escuchado de sus hijos a la hora de comer. Y el caso es que, hay ciertos alimentos que, quizás por su aspecto visual, los niños dejan de lado cuando van a tomarlos.

Como a muchos adultos también les ocurre, hay comidas que al entrar por el ojo se convierten en mucho más apetecibles. Así que, ¿cómo podemos hacer las comidas más apetitosas para los más pequeños de la casa?

En Bigopan te proponemos algunos bocadillos y sándwiches muy originales para hacer la comida uno de los  momentos más divertidos del día. Una forma muy graciosa y entretenida de preparar los bocatas de tus hijos:

  • La granja en casa: una ovejita, un gato simpaticón o una cara sonriente. Estas ideas tan divertidas harán que los más pequeños disfruten comiendo bocado a bocado. “Beeeh le decía la oveja a su amigo Don Bigotes” cuéntales una historia con los personajes de su plato y sumérgete en una historia llena de aventuras. pan para bocadillos jaén
  • La vaca BigoPaca: esta vaca tan risueña puede ser una fantástica idea para que los niños coman pan, embutido y verduras. Crea tu propia vaca BigoPaca añadiendo huevo para los ojos, o jamón para la boca… ¡Hay infinidad de posibilidades!tipos de sandwich niños
  • Sandwich de barquitos: navega por estos mares de creatividad culinaria y con los ingredientes que tengas en casa decora tu navío añadiendo todo tipo de artilugios: un quesito para las velas, aceitunas para los salvavidas, embutido para una bandera pirata… 

Saca una sonrisa a los más peques, incentivando su comida de una forma muy singular y además conviértete en todo un creativo culinario. Animales, plantas, objetos… Utiliza los ingredientes que tengas en casa y una buena dosis de imaginación y conviértete en el auténtico chef de los bocadillos más molones.